PRIMERA CONCENTRACIÓN DEL EQUIPO DE TECNIFICACIÓN DE ALPINISMO Del 23 al 29 de ENERO 2023

121 Total Views

Programa de Tecnificación de Alpinismo.

Por Pablo Velasco – responsable del Programa – FMM

El equipo de tecnificación de alpinismo FMM realizó una primera salida formativa en el ámbito de primeros auxilios, autorescate, dry tooling y técnica de alpinismo invernal que se llevó cabo entre Madrid y la gélida Sierra de Gredos la última semana de enero de 2023.

El lunes 23 de enero el grupo se reunió en el ROC 30 de Madrid para el taller de primeros auxilios en montaña de la mano del médico, y antiguo miembro del equipo Mario Benito. Una jornada muy productiva donde pudimos preparar el botiquín para actividad en montaña y conocer las técnicas de socorro como primeros intervinientes.

 El martes 24, seguimos con los talleres de autorrescate, que impartió el director técnico del equipo, Pablo Velasco al grupo de deportistas. Refrescamos las técnicas fundamentales de recate en pared y pusimos en práctica la mayoría de las maniobras aprendidas.

En los dos días siguientes se citó a los deportistas y técnicos para la realización de las pruebas de esfuerzo previo al inicio de temporada. Una oportunidad para conocer de que estado de salud partimos para seguir entrenando y mejorando.

Habiendo cargado las pilas, el viernes 27 el equipo puso rumbo a Segovia, para recibir la formación en Dry Tooling acompañados por Saúl Marcos, también antiguo miembro del primer PROTAL. Una disciplina diferente, exigente, pero muy divertida, que nos obligó a calzar de nuevo piolet y crampones, y a medirnos con su tacto en la roca.

El sábado temprano nos juntamos para el café antes de subir a la Plataforma de Gredos junto a Marco, Pablo y Saúl. Con temperaturas por debajo de los 0ºC aproximamos hasta el Refugio de la Laguna Grande, donde nos acogieron como en casa, descargamos mochilas, preparamos los termos que nos harían falta a lo largo del día y subimos hacia uno de los collados cerca de la Portilla del Crampón. Practicamos progresión en terreno invernal, autodetenciones, anclajes en nieve y descensos, y entramos en calor. Volvimos al Refugio donde nos esperaban con la cena lista y el calor de la madera. Primera noche del equipo juntos.

Esa noche dividimos las cordadas para poder poner en práctica lo aprendido al día siguiente. Gredos era aquel domingo una auténtica marmolera, lo que nos enseñó a leer el terreno y ver cómo cambian las rutas según las condiciones del medio. A pesar de todo, pudimos disfrutar de un buen día de alpinismo entre la cara norte del imponente Almanzor y el Cuchillar.