LA FMM ACUDE A LA ENTREGA DEL PINAR DE LOS BELGAS AL ORGANISMO AUTÓNOMO DE PARQUES NACIONALES

Categories: Generales
97 Total Views

Al acto asistieron diversas organizaciones sociales y ecologistas

El pasado viernes 17 de diciembre se realizó en el histórico entorno del Paraje de la Casa de la Horca, junto a la Carretera M-604, km., cerca de la presa del Pradillo, en Rascafría (Madrid), el acto simbólico de adquisición y entrega de llaves, de madera, como no podía ser de otra manera, por parte del representante de la Sociedad Belga de los Pinares del Paular, a la Vicepresidenta Tercera del Gobierno, como Presidenta del Organismo Autónomo de Parques Nacionales (OAPN) del monte Cabeza de Hierro, -nombre oficial y legal de la finca- más conocido como «Pinar de los Belgas» en el valle del Lozoya de Madrid.

Al acto asistieron diversas organizaciones sociales y ecologistas que habían suscrito el manifiesto «Por el futuro del Pinar de los Belgas», entre las que se cuenta la FMM como firmante institucional. La Vicepresidenta Tercera del Gobierno y Ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, tuvo la deferencia de invitar a Francisco Cantó, Vocal de Medio Natural de esta Federación, lo cual ha sido un gran honor para todo el colectivo montañero madrileño.

Fue un acto histórico, de recuperación patrimonial, enajenado en la desamortización de mediados del Siglo XIX, donde se refrendó la entrega y adquisición de dicha finca para el Patrimonio del Estado y se incorpora al Órgano Gestor de Montes de Valsaín, dirigido por Javier Dones; también montañero y escalador, sumando así las más de 2.000 ha. del monte recién adquirido -con más de un millón de árboles y setecientas especies vegetales- a las 8.000 ha. que ya gestiona en el colindante Pinar de Valsaín, en Segovia, de similares características, condiciones ambientales y botánicas, demostrando, una vez más, que la naturaleza esta por encima de las fronteras regionales y administrativas.

El evento fue presentado y dirigido, con rigor y amenidad, por María Jesús Rodríguez de Sancho, Directora del OAPN, que dio la bienvenida a los asistentes antes de dar paso a las distintas intervenciones, entre las que cabe destacar la de Nicolás Lecocq, gestor de la empresa explotadora durante los últimos ciento ochenta años, que reivindicó la importancia de la industria maderera nacional, y reclamó la incorporación de un sistema que certifique el origen nacional y sostenible de sus productos, recalcando que la venta del pinar no supone la extinción de la Sociedad, que mantiene el aserradero y sus almacenes en la localidad de Rascafría.

Cerró el acto la Vicepresidenta Tercera y Ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera Rodríguez, que respondió a las inquietudes y esperanzas expresadas por los intervinientes, señalando que «la incorporación al patrimonio público del Pinar de los Belgas supone una garantía de continuidad en la gestión y conservación de este enclave de valor ambiental incalculable», y anunciando, en los próximos años, una inversión aproximada de 25.000.000€ de su Ministerio en actuaciones en la Sierra de Guadarrama, incluidos 2.000.000 € para la restauración ecológica de las pistas de esquí ubicadas en la vertiente segoviana del Puerto de Navacerrada, tras la caducidad de la concesión y la liberación de esos montes y cabeceras de ríos.

Es de alabar y muy de agradecer estos actos valientes e históricos, por lo que suponen de recuperación de unos espacios naturales de alto valor ecológico, para su mejora y conservación, procurando ahora unos usos más sociales y deportivos, moderados, para su disfrute por todos los españoles. Sin olvidar que una pieza fundamental para esa imprescindible conservación, será el uso público adecuado para la educación ambiental a la ciudadanía, en especial los más jóvenes. Los visitantes actuales y generaciones venideras podrán constatar y disfrutar de estos aciertos.

Ahora toca remangarse, trabajar duro y bien, para el cumplimiento de esos objetivos, y por parte de la FMM, estaremos apoyando en lo que haga falta con nuestra filosofía montañera y en lo que este en nuestro ámbito de competencias.

Para finalizar el acto los asistentes dieron un corto paseo por la margen del río Angostura en dirección al puente homónimo, que les permitió admirar los valores naturales y paisajísticos del lugar.

Fue un día señero y muy emotivo, de relevancia histórica, donde se dio una confluencia de personas y entidades ambientalistas y guadarramistas, como pocas veces se ha dado. Fue un honor poder compartir tan memorable y entrañable jornada, con tantas personas queridas. La hermandad y coordinación de las personas y entidades con la máxima sensibilidad y conocimientos ambientales, son imprescindible para que la humanidad pueda alcanzar algún día su convivencia en equilibrio con los demás seres vivos y el resto del planeta.