Published On: viernes, 5 julio 2024

CUANDO EL CALOR GOLPEA

544 Total Views

Por CAPA

Atención a un serio problema de salud pública que se incrementa en verano, puede ser grave e incluso letal: el golpe de calor

El verano es una época para disfrutar del buen tiempo, del sol y la naturaleza, pero las altas temperaturas nos obligan a tomar previsiones, especialmente estar alerta por los temidos golpes de calor.

Estos episodios, que pueden tener consecuencias graves para la salud, afectan especialmente a la población española debido a la climatología del país.

¿Qué diferencia hay entre un golpe de calor y una insolación?

Aunque a menudo se confunden, el golpe de calor y la insolación son dos condiciones distintas:

  • Golpe de calor: es un fallo del mecanismo de regulación de la temperatura corporal, generalmente por exposición prolongada al calor.
  • Insolación: es una afectación principalmente del sistema nervioso central debido a la exposición prolongada al sol.

En el golpe de calor, la piel suele estar caliente y seca, mientras que en la insolación puede estar húmeda y fría. Además, en el golpe de calor la temperatura corporal es superior a 39°C, mientras que en la insolación puede ser normal o ligeramente elevada.

La insolación es una forma leve de enfermedad relacionada con el calor que se produce cuando la persona se expone al sol durante un período prolongado de tiempo. Los síntomas de la insolación son similares a los del golpe de calor, pero la temperatura corporal suele ser más baja.

¿Cómo reconocer un golpe de calor?

Los síntomas del golpe de calor pueden variar, pero algunos de los más comunes son:

  • Temperatura corporal elevada (por encima de 39ºC)
  • Piel seca y caliente
  • Sudoración excesiva
  • Pulso rápido y débil
  • Mareos, náuseas y vómitos
  • Dolor de cabeza
  • Confusión y desorientación
  • Pérdida de conciencia

Aunque los síntomas de la insolación y el agotamiento por calor son parecidos a los del golpe de calor, este se distingue por temperatura corporal sobre los 39,5 a 40 grados C, frecuencia cardíaca rápida y piel seca y enrojecida.

¿Cómo atender a alguien que ha sufrido un golpe de calor?

Si se sospecha que alguien está sufriendo un golpe de calor, es importante actuar de inmediato:

  • Se debe llevar a la persona afectada a un lugar fresco y aireado.
  • Aflojar la ropa del afectado y abanicarlo para refrescarle.
  • Se le debe proporcionar agua fría para beber o soluciones rehidratantes.
  • Si tiene fiebre, se deben aplicar compresas frías en la frente, el cuello e ingles.
  • En caso de convulsiones o pérdida de conciencia, hay que llamar al 112 inmediatamente.

 

¿Cómo evitar golpes de calor en senderismo y montañismo?

Si planea realizar actividades al aire libre durante el verano, es importante tomar precauciones para evitar un golpe de calor:

  • Planifique su ruta con cuidado y elija horarios con menor temperatura
  • Use ropa ligera, holgada y de colores claros.
  • Protéjase del sol con gorra, gafas de sol y protector solar
  • Beba abundante agua antes, durante y después de la actividad
  • Consuma alimentos ricos en agua y sales minerales. Como frutas y verduras
  • Evite el alcohol y las bebidas azucaradas
  • Evite realizar ejercicio físico intenso durante las horas centrales del día
  • Preste atención a las señales de advertencia de su cuerpo y haga descansos frecuentes

En resumen, los golpes de calor son una amenaza real para la salud, especialmente en verano y en zonas con climas cálidos. Es importante conocer los síntomas, saber cómo actuar en caso de emergencia y tomar las medidas preventivas adecuadas para evitarlos. Y es necesario recordar que, ante cualquier duda o malestar, se debe consultar con un profesional de la salud.

¿Dónde se producen más golpes de calor en España?

Las comunidades autónomas con mayor incidencia de golpes de calor son Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y Madrid. Esto se debe a que son regiones con climas cálidos y secos, especialmente durante los meses de verano.

 

INCIDENCIA EN ESPAÑA

n España, los golpes de calor son un problema de salud pública, especialmente entre los grupos más vulnerables como personas mayores, niños y personas con enfermedades crónicas. Según datos del Ministerio de Sanidad, en 2022 se produjeron 355 muertes por golpe de calor y deshidratación entre mayo y agosto, casi el doble que en 2021.

De acuerdo con un estudio del Instituto de Diagnóstico Ambiental y de Estudios el agua (IDAEA-CSIC), la Universidad de Valencia y la Fundación para la investigación del clima (FIC), en España se ha desarrollado la aplicación web MACE(1), que cruza los datos oficiales del Sistema de Monitorización de la mortalidad diaria, denominado MOMO (2) y de las temperaturas registradas por la AEMET, para calcular la mortalidad atribuible al calor extremo entre los meses de junio y agosto en España.

La aplicación MACE se actualiza diariamente y ofrece datos de mortalidad con respecto a la temperatura de los últimos cinco años, siendo el año 2022 el más significativo con un registro de 3.012 muertes por calor durante los 28 días que hubo calor extremo en verano. “Si hablamos del impacto del calor sobre la salud, el verano de 2023 ha sido el tercero con mayor mortalidad atribuible al calor excesivo, con 2.155 fallecimientos, después de la ola de calor de 2003 y el verano de 2022”, explica Aurelio Tobías, investigador del IDAEA y autor del estudio.

Esta herramienta, supone una transferencia de conocimiento de la investigación, aplicada al potencial impacto del recalentamiento global y la incidencia sobre la salud humana.

“La Aemet y el Ministerio de Sanidad dan aviso de la llegada de una ola de calor, pero no informan de cuál es el impacto potencial sobre la salud o incluso el de los días aislados de calor extremo. Si los ciudadanos fueran conscientes, además, del impacto del calor extremo sobre la salud, esta aplicación podría favorecer el cambio de comportamientos a partir de las recomendaciones que hace el Ministerio de Sanidad en su Plan Nacional de Actuaciones Preventivas por Altas Temperaturas, como beber agua y líquidos con frecuencia, permanecer en lugares frescos, reducir la actividad física en el exterior en las horas centrales del día, usar ropa ligera que permita transpirar, y hacer comidas ligeras que permitan recuperar sales minerales”, concluye Tobías.” (1)

En 2024 se inicia la recopilación de los datos a partir del mes de mayo hasta octubre para ampliar la base del estudio del MACE dentro del territorio nacional.

Referencias

(1) https://www.csic.es/es/actualidad-del-csic/una-nueva-aplicacion-monitoriza-la-mortalidad-atribuida-al-calor-en-espana

(2) Sistema de Monitorización de la mortalidad diaria, denominado MOMO

https://www.aristasur.com/contenido/como-evitar-el-golpe-de-calor

LEE MÁS ARTÍCULOS

LEE MÁS ARTÍCULOS

Ir a Arriba