MARCHA NÓRDICA: UN DEPORTE DONDE LA TÉCNICA IMPORTA

2.594 Total Views
Pedro Romero y Jorge Astasio mantuvieron un duelo permanente durante la 1ª prueba de la Copa Madrileña de Marcha Nórdica realizada el pasado fin de semana en

Por Jorge Astasio Ávila – Deportista y entrenador de Marcha Nórdica

La marcha nórdica y su ámbito competitivo

La marcha nórdica, es un deporte que presenta ciertas similitudes y diferencias al resto de disciplinas de montaña en su ámbito competitivo. Presenta un reglamento que se ha ido consolidando durante estos primeros años marcando las principales líneas de actuación (estructura de competición, tipo de pruebas, organización) pero la gran diferencia y lo que marca la esencia de este deporte es la normativa técnica, una serie de reglas que deben cumplir los atletas si no quieren ser sancionados o penalizados por el equipo arbitral, el cual se encarga de vigilar el cumplimiento de estas normas en función del patrón de marcha de los deportistas.

¿Qué es sancionable en una competición?

En primer lugar, no se puede realizar ningún movimiento que no corresponda con el patrón natural de caminar, es decir, no se puede correr o trotar, pero la principal duda es ¿qué se puede considerar correr y qué diferencias hay con caminar?. Se puede definir la fase de carrera cuando, en el patrón de movimiento,en alguna de sus fases, existe un momento donde ambos pies están en el aire, por contra, al caminar, siempre tiene que estar al menos un pie siempre en contacto con el suelo, produciéndose una correcta entrada del pie con el talón donde la pierna debe entrar totalmente estirada, mientras que corriendo la entrada del pie con el suelo se produce directamente con una posición horizontal. Todo lo que esté fuera de estos parámetros no se puede considerar marchar.

un deportista realizando marcha nordica en una competicion en madrid
un deportista realizando marcha nordica en una competicion en madrid
un deportista realizando marcha nordica en una competicion en madrid

Diferencias entre las carreras por montaña, marcha atlética (se permite la pérdida de contacto siempre y cuando esta no se pueda observar a simple vista) y marcha nórdica.

Diferencias entre las carreras por montaña, marcha atlética y marcha nórdica

Este deporte se caracteriza por la utilización activa y de manera coordinada de unos bastones específicos, acorde al patrón de marcha descrito anteriormente, por este motivo existen una serie de normas que obligan al marchador a mostrar este trabajo activo. Una correcta inclinación del bastón en marcha nórdica es clave para obtener un buen impulso en la fase de empuje, siempre y cuando la clavada sea entre los dos pies, un bastón que entra recto solo sirve de apoyo y por tanto no hay un uso adecuado del mismo con posibilidad de ser una clavada adelantada, y por tanto, sancionable.

Fase de empuje del bastón hacia atrás

Otro aspecto a tener en cuenta es la correspondiente a la fase de empuje del bastón hacia atrás, mientras este sigue clavado en el suelo debe mantener su componente diagonal sin sufrir ninguna variación de su ángulo de ataque y manteniendo el codo con una extensión natural. En esta fase el movimiento del brazo empujará el bastón traccionando con la dragonera hacia atrás transmitiendo un impulso simultáneo entre tren inferior (impulso de los dedos de los pies) y el propio tren superior. Para observar si este movimiento se realiza de forma activa el brazo debe pasar ampliamente hacia atrás extiendo siempre un espacio entre el cuerpo del marchador y su mano.

Fase de recobro

El último movimiento que se realiza en el patrón de marcha nórdica es la denominada fase de recobro, es decir el momento final donde el brazo que está atrás vuelve a su posición hacia delante recuperando el propio bastón y reiniciando el patrón. Al igual que en la fase de empuje el brazo debe estar estirado y la recuperación debe producirse de manera que no provoque un arrastre de la punta del bastón en el suelo.

Requisitos para competir en marcha nórdica

Todos estos aspectos son los requisitos que un deportista que quiera competir en una prueba de marcha nórdica debe cumplir si no quiere tener ningún tipo de sanción, pero es importante destacar la importancia de realizar una buena técnica en dos aspectos fundamentales, el primero por propia ética profesional, es decir, que todos los deportistas puedan competir con las mismas condiciones sin que exista duda que haya prácticas que produzcan ventaja con técnicas que no sean propias de la técnica de marcha nórdica y en segundo lugar porque un atleta que trabaja su técnica más allá del reglamento podrá mejorar su rendimiento deportivo, ya que, realizar de forma correcta todos estos movimientos permite un mayor control y una mayor eficiencia.