CON DEBUT EN PODIOS MUNDIALISTAS CIERRA ESPECTACULAR 2023 INTERNACIONAL PARA LOS PARAESCALADORES MADRILEÑOS

Categories: Escalada, Generales
342 Total Views
Iván Muñoz se tituló Campeón del Mundo de Paraescalada en Berna, Suiza en la categoría RP2
  • La selección española de paraescalada regresó del Campeonato Mundial de la especialidad con una medalla de oro del madrileño Iván Muñoz, una plata del andaluz Javi Aguilar y tres bronces: uno de la vasca Marta Peché, uno del catalán Albert Guardia y uno del madrileño Guillermo Pelegrín.

Madrid, 31/08/2023

Concluyó por este año el ciclo de competiciones internacionales de paraescalada y España cerró con broche dorado, al sumar cinco medallas en el Campeonato del Mundo, que entre el 8 y 10 de agosto pasados tuvo lugar en el Post Finance Arena de Berna, Suiza, donde también se realizaron los Campeonatos Mundiales de Escalada, en todas las modalidades.

En la justa de mayor importancia de la temporada, los paraescaladores madrileños Iván Muñoz (RP2 diversidad funcional física o neurológica) y Guillermo Pelegrín (B2 discapacidad visual), debutaron en la visita a los podios de sus categorías, con oro y bronce respectivamente. Para Muñoz fue su primera participación en el Campeonato del Mundo y para Pelegrín, la segunda con una mejora en la clasificación desde Moscú 2019 donde quedó en cuarto lugar.

Luego de dos días de competición, los días 9 y 10 de agosto, bajo la tutela del seleccionador nacional, Víctor Esteller,el equipo español regresó del Campeonato Mundial con la medalla de oro del madrileño Iván Muñoz, una plata del andaluz Javi Aguilar y tres bronces: uno de la vasca Marta Peché, uno del catalán Albert Guardia y uno del madrileño Guillermo Pelegrín. También los integrantes del equipo, el valenciano Urko Carmona en la categoría AL2 y la madrileña Andrea Sánchez en RP1, rozaron la premiación con clasificaciones en cuarto y quinto lugar.

La actuación de los españoles en el Campeonato del Mundo Paraescalada fue la siguiente:

B1 masculina

Sho Aita (JPN): 42+

2. Javi Aguilar (ESP): 35+

3. Razvan Nedu (ROU): 31

B2 masculina

Fumiya Hamanoue (JPN): 36+

Richard Slocock (GBR): 35+

3. Guillermo Pelegrín (ESP): 28

4. Raúl Simón (ESP): 27+

B3 masculina

Cosmin Candoi (ROU): TOP

2. Kazuhiro Minowada (JPN) : TOP

3. Lux Losey Sail (GBR): 42+

AL2 masculina

Thierry Delarue (FRA): TOP

2. Ethan Zilz (USA): 51+

3. Albert Guàrdia (ESP): 51

4. Urko Carmona (ESP): 49+

AL2 femenina

Lucie Jarrige (FRA): TOP

2. Sarah Larcombe (AUS): 27+

3. Rachel Maia (NZL): 25

7 Lucía Martínez (ESP)

AU3 masculina

Mor Michael Sapir (ISR): 43

2. Nobuhiro Yasuraoka (JPN): 42+

3. Geisseler Dominic (SUI): 29

7. Eric Liu (ESP)

AU2 femenina

Solenne Piret (FRA): TOP

2 .Lucia Capovilla (ITA): 26+ (2:12)

3. Maureen Beck (USA): 26+ (2:21)

12 María Cabezas (ESP)

RP1 masculina

Aloïs Potier (FRA): 50

2. Eliott Nguyem (USA): 28

3. Takuya Okada (JPN): 23+

16 Eloi Vila (ESP)

RP2 masculina,

Agrupa a los escaladores que sufren diversidad funcional física o neurológica de grado medio que afecta a la fuerza, la estabilidad o la extensión.

1. Iván Muñoz (ESP): 43

2. Benjamin Mayforth (USA): 38

3. Manikandan Kumar (IND): 35+

6. Anther Frigola (ESP)

RP1 femenina

Pavitra Vandenhoven (BEL) 35+

2. Melissa Ruiz (USA): 28

3. Marta Peché (ESP): 23

5. Andrea Sánchez (ESP)

7. Júlia Castelló (ESP)

RP2 femenina

DIna Eivik (NOR) 29+

2. Jasmin Plank (AUT): 28+

3. Anna Devries (USA): 25

5 Beatriz Gandara (ESP)

RP3 femenina

1. Marina Dias (BRA): 42+

2. Christiane Luttikhuizen (NED): 42+ (3:52)

3. Martha Evans (GBR): 42+ (3:52)

7 Paula de la Calle (ESP)

IVÁN MUÑOZ: DE LA ROCA AL MURO

Desde hace más de 15 años, Iván Muñoz, ahora pisando los 38 años, escala como una forma de resistencia a los embates de la Esclerosis Múltiple de tipo Remitente-Recurrente que sufre desde su adolescencia. Sus recaídas con secuelas neurológicas lo han afectado solamente en dos ocasiones desde que se inició en el deporte que le hizo recorrer una y cien veces las vías de La Pedriza y que desde hace ya casi cuatro años lo ha convertido en referente de la paraescalada de competición en España.

De su cuello cuelga ahora una medalla dorada que le distingue como Campeón Mundial de Paraescalada 2023 en la categoría RP2, categoría que agrupa a los escaladores que sufren diversidad funcional física o neurológica de grado medio que afecta a la fuerza, la estabilidad o la extensión. En el caso de Iván, el déficit motor le afecta la sensibilidad, el equilibrio y la coordinación.

El 2023 ha sido un gran año para Iván, con estelar actuación en la Copa del Mundo en la que obtuvo un segundo lugar en Salt Lake City (USA), primer lugar en Innsbruck (Austria) y la cuarta posición en Villars Sur Ollon (Francia), además del reciente triunfo en el Campeonato Mundial, que lo colocan como el número uno del ranking de su división RP2 en la Paraescalada. El madrileño comenzó a competir fuera de España en 2022, escalando al segundo escalón del podio de la Copa del Mundo en Innsbruck y un cuarto lugar en Villars.

El galardón, conseguido en Berna, Suiza, es el primero de clase mundial de su corta carrera en el mundillo de las competiciones, al que llega poco antes de la pandemia, luego de la insistencia de sus amigos escaladores de roca que vieron cómo Iván se esforzaba para seguirles el paso, aún necesitando bastones para andar por los senderos de las montañas, paradas cada media hora para recuperar fuerzas o no poder estar más de 30 minutos de pie.

El subidón de la primera posición mundial no ha mermado su gusto y fascinación por la roca y no se cansa de repetir que agradece a este deporte su calidad de vida actual, la energía y la fuerza que le acompaña siempre. “No pensaba competir, porque de la escalada ya obtenía calidad de vida, que me basta, pero los amigos me convencieron y después de un año de mucho trabajo, me encuentro con esta recompensa. No puedo estar más contento, ahora voy a desconectar por una temporadita de los muros del roco y me voy con la furgo a escalar con los amigos, que ya me apetecía”. En los planes futuros de Iván se encuentra la participación en el Campeonato Madrileño de Paraescalada que falta para cerrar el ciclo el próximo 23 de septiembre en Climbat X de Alcorcón.

“Esta fue mi primera asistencia a un Campeonato del Mundo y me sentí bien, ni más presionado, ni intimidado por el escenario. Creo que la organización y la atención a los deportistas fue brutal, super bien organizado. Las vías molaban mucho y había mucho público, lo que a mí me dio gusto, después de estar casi siempre en competiciones con poquita gente. En este Campeonato del Mundo, estaban más o menos los mismos que en las pruebas de Copa del Mundo, aunque los grupos eran un poco más amplios. Cuando empecé me sentía un poco raro, un poco flojo, pero luego ya al calentar, sentí que la diferencia era la confianza y la experiencia acumulada en pruebas internacionales como la Copa del Mundo, así que usé el bagaje de lo aprendido y me encontré bastante más tranquilo. Durante la clasificación, que pasé el primero, estuve bien y fui el único que consiguió el tope. La vía final se me dio muy bien y alcancé 43 presas” cuenta Muñoz, quien en la actualidad ha conseguido estabilidad económica suficiente para permitirse solamente escalar.

“Hemos trabajado mucho, tanto en lo físico como en lo técnico. Dedicamos entre cinco y siete horas al día a entrenar. A veces tenemos sesiones de acondicionamiento físico y gimnasio en la mañana y en la tarde ya me voy al roco a entrenar. Otras veces hago entrenamiento específico para algún movimiento. Mi entrenador, Toni Curiel ha hecho un esfuerzo tremendo y la compenetración con otros compañeros del equipo es de primera, somos colegas, viajamos juntos y nos la pasamos muy bien. En los viajes fuera de España, el seleccionador Nacional, Víctor Esteller nos cuida mucho, nos ayuda y tranquiliza y nos acompaña en todo momento. Somos un grupo muy competitivo, siempre el espíritu en alto, todos trabajando en equipo, apoyándonos y ese esfuerzo se está notando” agregó el paraescalador, vecino de El Boalo, junto a La Pedriza, en plena Sierra de Madrid.

GUILLERMO PELEGRIN: PRIMERA MEDALLA DE CAMPEONATO MUNDIAL

Y 2º EN EL RANKING FINAL DE COPA DEL MUNDO 2023

Siempre inquieto, Guillermo Pelegrín regresó del Campeonato Mundial de Paraescalada 2023, realizado en Berna, Suiza, con su flamante bronce al cuello y de inmediato fue a entrenar al rocódromo y empezó a planear qué hacer con su verano. Acababa de terminar la temporada de competiciones internacionales, y se fue a la sierra de Guara en Huesca, a escalar en El Rodellar, ascendiendo por las paredes del barranco de Mascún.

Es la primera medalla de Guillermo Pelegrín en un Campeonato Mundial, un avance importante para él, tomando en consideración que, en el anterior campeonato, realizado en Moscú en 2021 se quedó a un paso del podio en su primera temporada internacional, cuando también se acercó a las medallas de la Copa del Mundo en Briaçon, Francia (15/07/2021) con una quinta plaza y se colgó el bronce en Innsbruck (24/06/2021).

La participación de Guille, como le llaman sus amigos y compañeros, en el seleccionado español de paraescalada durante las temporadas 2022 y 2023 ha sido notable. El año pasado, se anotó un segundo, un sexto y un tercer lugar respectivamente en las pruebas puntuables de la Copa del Mundo.

Este año, dos segundos puestos: en Salt Lake City, Estados Unidos y en Villars-sur-Ollon en Suiza y un cuarto lugar en la competición de Innsbruck del periplo correspondiente a la Copa del Mundo, además de la actuación de bronce en el Campeonato Mundial de Berna han colocado al joven español en la segunda posición del Ranking Mundial.

“En este Campeonato Mundial me costó gestionar el estrés. La cantidad de presas de doble textura que había en la equipación me tenían un poco incómodo. Luego en la final, me lie con un cambio de manos por ahí y me puse un poco nervioso, no salió tan bien como esperábamos, pero fue una gran experiencia y mi primera medalla de Campeonato Mundial. El ambientazo de la competición, la cantidad de compañeros, yo quedé muy contento y bueno, se que debo trabajar ene gestionar el estrés de una competición tan grande.” comentó mientras reflexionaba en voz alta sobre la actuación más reciente.

En esta ocasión, quedó expuesto todo el trabajo que Guillermo realizó con su guía Toni Curiel, trabajo que posteriormente se reflejó en las actuaciones de Pelegrín junto al seleccionador nacional, Víctor Estellar. En relación con este aspecto, Guillermo insistió en su integración al grupo de deportistas discapacitados que desde diferentes partes de Españase juntan en el equipo nacional: “En el Campeonato Mundial, pasamos a las finales siete españoles, cinco trajimos medallas y dos clasificaron en cuarto y quinto lugar. Cada vez hay más compenetración con el seleccionador y el equipo y ya los movimientos salen solos, sin demasiadas indicaciones. Ha estado todo muy fluido esta vez”.

En relación con la incorporación de la paraescalada al calendario oficial de los Juegos paralímpicos a partir de 2028, Guillermo se siente esperanzado. “Tenemos que entusiasmar a más competidores para que la disciplina consiga el nivel olímpico. Se ha avanzado mucho. Cuando converso con los primeros que salieron de España a competir, como Urko Carmona, cuentan que eran 3 o cuatro países con un puñadito de competidores, en esta oportunidad estuvimos en Berna poco más de 200, eso habla de un gran avance”.

En los planes de Guillermo Pelegrín ahora están tiempos de liberación de estrés competitivo y el relax, si es que este inquieto joven puede relajarse. Al terminar su expedición de escalada por Huesca, se marchó a Galicia a surfear… porque también surfea. “Es algo que me ayuda mucho con el equilibrio y a la vez me gusta mucho hacer” ha dicho de esta otra afición deportiva más allá de los deportes de montaña.

Guillermo también cursa estudios de Trabajo Social en la Universidad Complutense de Madrid, donde cuenta ya dos años de cursos y se prepara para iniciar su tercer año by ya empieza a pensar en la investigación que realizará como trabajo de grado y el tema ya está escogido, cómo no, se tratará de la integración social de personas con discapacidad a través del deporte y específicamente a través de la escalada.

Al regresar, el 15 de septiembre, voy a participar en el Campeonato Madrileño de Velocidad que será en Sputnick Las Rozas. “Al no ver, sé que volveré a llegar el último, como el año pasado, pero me exigiré cada vez más. Ya estarán los otros peleando por bajar de sus siete segundos y yo de mis 17 pero pasándolo muy bien” dijo al comentario de que, para su entrenamiento de persona invidente, las paredes de escalada de velocidad son tarea aprendida pues nunca cambian el orden de las presas. “Bueno pero la velocidad es muy de lances y eso si que no lo tengo fino aún, los lances para ascender más rápido”. El siguiente compromiso y cerrará el año de competiciones, será el 23 de septiembre en el Campeonato Madrileño de Escalada de bloque, dificultad y paraescalada en Alcorcón.