DIÁBETES TIPO 1 Y DEPORTES EN MONTAÑA

1.181 Total Views

Alberto Agúndez (diabetes tipo 1 desde 2012) Corredor por montaña

 

  • Por Alberto Agúndez de San Sebastián (Director del PROTEC) y Eloy Pérez Gómez (alpinista del PROTAL)

En este articulo conocerás como es la práctica deportiva en montaña desde la experiencia de un corredor de montaña y un alpinista, ambos con diabetes tipo 1 y monitores en Asociación Diabetes Madrid.

 

Generalidades:

La diabetes tipo 1 es una enfermedad causada por una reacción autoinmune, en la que el sistema de defensa del cuerpo ataca las células beta productoras de insulina en el páncreas. Como resultado, el cuerpo ya no puede producir la insulina que necesita (Diabetes Madrid).

 

Los síntomas principales son:

Fuente: Diabetes Madrid

Simplificando, las personas con diabetes tipo 1 necesitan de la inyección de insulina (bien sea mediante plumas de insulina o bomba) en el día a día junto a un control glucémico (mediante glucemias capilares o medidores continuos de glucosa).

Fuente: Beyond Type 2

¿Cómo es el día a día de una persona con diabetes tipo 1?

Encontramos dos formas diferentes de llevar a cabo el día a día en personas con diabetes tipo 1.

  • Plumas de insulina: estos pacientes deben administrarse una inyección de insulina (denominada de forma común como insulina “rápida” por su duración aproximada de 2-3 horas) previa a cada comida, además de realizar un control glucémico previo y posterior ajuste de la dosis en función del resultado del control y comida que van a ingerir (estimación de la cantidad de hidratos de carbono principalmente). Además de ello deben administrarse otra inyección basal de insulina (denominada de forma común como insulina “lenta” por su duración de 12 a 30 horas aproximadamente según la marca) que les sirve para todo el día
  • Bombas de insulina: el tratamiento en estos pacientes es relativamente similar a los pacientes que usan plumas, pero en vez de tener que inyectarse cada vez, llevan un catéter conectado a una bomba con un reservorio de insulina rápida que les suministra las dosis necesarias como lo haría una pluma. ¿Qué ocurre en estos casos con la insulina basal o lenta? La bomba suministra “microgotas” de insulina de forma continua las cuales suplen la función de la insulina basal. La principal ventaja de la bomba de insulina es el no tener que realizar tantas inyecciones, ya que este catéter se cambia cada 2-3 días, y que nos permiten un mayor control de las dosis.

¿Cuál es el kit que una persona con diabetes tipo 1 suele/debe llevar consigo?

Fuente: Fundación Diabetes Chile

¿Cómo es la práctica deportiva con diabetes tipo 1?

  • De cara a la práctica deportiva general, las recomendaciones generales en cuánto a la pauta de insulina son de reducir la dosis tanto basal como rápida cuando se espere realizar un entrenamiento exigente, además de evitar realizar una actividad exigente en el momento de máxima actuación de la insulina rápida que suele ser a la hora de haberla administrado. Además de eso es recomendable tratar de elevar los objetivos de glucemia, buscando estar más cercano a un objetivo de 150mg/dl que al común objetivo de 100mg/dl en condiciones normales.
  • En carreras por montaña el material suele tender al minimalismo por lo que en el cinturón o mochila se trata de llevar los justo. Por lo general lo mínimo es llevar 50g CH/h que te permitan tener margen ante una hipoglucemia. Además de una reserva energética, por lo general, en forma de geles y barritas, es bastante habitual llevar o bien un glucómetro con el que realizar una medida capilar en sangre o más comúnmente en los últimos años llevar insertado un medidor continuo de glucosa, que suele ir colocado en el brazo como una pegatina, que permite tener la medición de glucosa en el móvil, si bien se debe tener en cuenta que esta medición suele llevar un retraso con respecto a la realidad y que en condiciones de frío (y en situaciones con cambios bruscos de glucemia) el sensor suele dejar de funcionar por lo que se aconseja llevarlo tapado. Además de eso, si se prevé una jornada larga se suele llevar una pluma de insulina por si fuera necesario inyectar algún bolo corrector para, o bien reducir una hiperglucemia, o bien poder comer algo en caso de no estar con la glucemia tendiendo a la baja. Se deberá tratar de tener la insulina resguardada del calor y del frío para evitar la desnaturalización de la proteína.
  • En la práctica del alpinismo, debido a la mayor duración de los recorridos, el posible frío y a la autonomía en la que se suelen realizar (no contamos con avituallamientos) la logística se vuelve más compleja. El kit básico es el mismo (insulina, HC rápidos y lentos, glucómetro), pero hay que acomodarlo a una actividad generalmente larga en la cual tenemos que estar preparados para imprevistos. Aunque queremos ahorrar peso al máximo (hasta recortamos las etiquetas) tenemos que dejar un margen de hidratos de carbono de absorción rápida que nos permita enfrentar cualquier situación. Esto depende de cada uno, pero los geles son un gran aliado, ya que el usar pastillas de glucosa durante la actividad con la boca seca no es agradable, y llevar zumos haría que nuestra mochila subiera de peso de forma alarmante. Los geles tienen un gran aporte de hidratos de carbono con relación a su peso, lo cual ayuda a optimizar ese peso extra que nos toca llevar, y los hay de distinta cantidad de hidratos, lo cual es muy útil. Eso no quita que podamos llevar hasta 15 o 20 geles para una actividad de un día. Al igual que en las carreras de montaña, es aconsejable una ingesta continua de hidratos mientras estemos en actividad y reducir las dosis de insulina. Sin embargo, en una misma actividad podemos tener momentos muy activos (por ejemplo, si nos toca escalar un largo duro) y momentos de más reposo (si nos toca asegurar), lo cual lo convierte en una actividad muchas veces “intermitente” en términos de intensidad. Esto significa que debemos aprovechar todos los momentos posibles para medirnos y tener más datos con los que tomar decisiones (por supuesto, nadie dijo que esto fuera fácil). El uso de medidores continuos es algo con lo que hay que ser precavidos, ya que tanto con el frío como con la altura pierden mucha precisión, dando lugar a que tomemos decisiones erróneas. Por último, respecto a la insulina y el frío, lo más recomendable es que la llevemos lo más cerca posible del cuerpo. Tanto si es una bomba como si son plumas, podemos usar un cinturón o una pinza para llevarlas cerca del pecho, zona en la que se mantienen calientes y no estorban demasiado.

 

¿Qué debo hacer si una persona con diabetes tipo 1 me pide ayuda o pierde el conocimiento?

Lo más importante es saber si a esa persona le está dando un bajón de azúcar (hipoglucemia) o una fuerte subida de azúcar (hiperglucemia). Por lo general, es raro encontrarte a alguien con problemas por una repentina subida de azúcar, por lo que ante la duda y no poderle preguntar o realizar un control de glucosa será mejor actuar como si de un bajón de azúcar se tratará, puesto que será lo más probable y peligroso.

Si la persona se encuentra consciente le ayudaremos a ingerir algo de comida como pueda ser miel, un gel o cualquier tipo de alimento con alto contenido en azúcar.

En caso de que la persona no esté consciente habrá que administrarle una inyección de glucagón (que hace poco se ha empezado a comercializar también de forma inhalada) si bien este tipo de medicación es raro que la lleve una persona con diabetes encima por lo que lo máximo que se podrá hacer será intentar impregnar sus labios con gel de glucosa o miel y por supuesto llamar a emergencias.

 

Conclusión

La diabetes tipo 1 hace que cada día del que la sufre sea distinto y deba estar pendiente de su control las 24 horas del día. Se debe aprender a gestionar las diferentes situaciones y complicaciones que puedan surgir en un momento determinado, tratando de adaptarte y sobre todo cuando se esté en un medio hostil como la montaña, tener bien planificado la casuística y contar con reservas de insulina y glucosa con las que solucionar cualquier imprevisto además de poner en conocimientos a los que te rodean como ayudarte ante una situación adversa.

Eloy Pérez (diabetes tipo 1 desde 2005)