¡ATENCIÓN! AVISO DE SEGURIDAD EN GUADARRAMA Y GREDOS

Categories: Generales, Seguridad
196 Total Views
* El frio y la humedad generan placas de hielo que ocasionan resbalones, caídas y
accidentes que pueden llegar a ser potencialmente mortales.

El Grupo Especial de Rescate en Altura de los Bomberos de Madrid (GERA ) y el Grupo de
Rescate e Intervención en Montaña de la Guardia Civil de Barco de Ávila (GREIM), han llamado
la atención a montañeros, deportistas de montaña y público en general, que en estos días
asiste asiduamente a las zonas de montaña en las sierras de Guadarrama y Gredos, para que
extremen los cuidados en travesías y ascensos, debido a la peligrosidad de las enormes placas
de hielo que se han formado por las bajas temperaturas y alta humedad posteriores a las
nevadas de los últimos días.
La FMM ha recibido una solicitud de aviso, tanto por parte del GERA del GREIM de El Barco de
Ávila para extremar la seguridad y evitar los muchos accidentes que estos días se están
produciendo.
En Guadarrama, las zonas de máximo riesgo son las cumbres de Maliciosa, Cabezas de Hierro y
Peñalara, si bien hay zonas aparentemente menos escarpadas, pero que no dejan de presentar
zonas de rehielo, lo que las hacen especialmente peligrosas.
Es imprescindible el uso de crampones para hielo y piolet, así como tener los conocimientos y
destreza para manejarlos y conocer las técnicas de autodetención. También es recomendable
el uso de casco, que en caso de caída podría ser de gran utilidad.
Se desaconseja expresamente el uso de raquetas de nieve, muy peligrosas en áreas heladas,
así como el empleo de crampones ligeros de running, que generan una errónea sensación de
seguridad.

GREDOS SOLO PARA LOS MÁS PREPARADOS
El jefe del GREIM de El Barco de Ávila, Rubén Mata, advirtió en informaciones difundidas por la
Agencia EFE de noticias que «la Sierra de Gredos no está para gente que no sepa
desenvolverse», porque en muchos puntos del macizo abulense (como en el sector de El Circo),
hay trampas con placas de hielo de hasta 50 centímetros de espesor, que para ser sorteadas
requieren no solamente material de montaña en buen estado, sino también «técnica solvente»
y un buen conocimiento de la zona que contribuya a evitar accidentes que, como en los
pasados fines de semana, han llegado a ser graves o mortales.
Dejó claro el Sargento Primero Mata, que, en las condiciones actuales de la Sierra de Gredos,
«el más mínimo error no permite la autodetención» y en el descenso, las rocas se convierten
en «cuchillas». No solamente se trata de ir bien preparados y contar con el material adecuado,
también es necesaria la prudencia y el buen juicio a la hora de adentrarse en zonas de la
montaña que puedan presentar peligro inminente o potencial.

GUADARRAMA UNA TRAMPA PARA DESCUIDADOS
Tras los últimos días de bajas temperaturas y nieve, la Sierra de Guadarrama ha recibido, una
alta cantidad de visitantes no familiarizados con el ambiente de montaña, ávidos de disfrutar
el manto blanco y deslizarse por las laderas en trineos. Esta afluencia de público que no cuenta
con la equipación necesaria y no domina las técnicas de orientación, identificación de
superficies heladas y caminatas por hielo y nieve, así como la autodetención, ha generado
muchas incidencias que han ocupado a los grupos encargados de la asistencia y rescate en
montaña de la Comunidad, tanto el GREIM como el GERA, que han tenido que iniciar
búsquedas y atender rescates de fracturas, hipotermias y desorientación.
Tanto la AEMET como la Guardia Civil han venido advirtiendo en sus redes sociales distintas
alertas por los peligros generados por las bajas temperaturas, ventiscas y aludes y han
considerado que la zona se convierte en una trampa en estas circunstancias, por lo que
recomiendan siempre consultar la previsión del tiempo para saber a qué atenerse, evitar las
zonas sombrías en la montaña donde la nieve puede haberse congelado y creado capas de
hielo, las actividades de ocio realizadas en pendientes que dan a las carreteras y el uso de al
menos calzado adecuado para trekking.
También plantean a los usuarios que, en días de climatología complicada (nieve, viento y
temperaturas muy bajas) no asciendan a cotas más altas por las caras norte de las montañas,
sobre todo en puntos delicados como los Tubos de Cabezas de Hierro y la cara norte del
Macizo de Peñalara, donde advierten pueden producirse roturas de placas de hielo por el
fuerte viento y provocar desprendimientos que generan peligro.