POR LA IGUALDAD EN EL DEPORTE, LA MONTAÑA Y LA VIDA

Categories: Generales
1.128 Total Views

Somos iguales, nos merecemos el mismo respeto, con cualquier género, orientación sexual, ideas u origen étnico: sentir común del colectivo montañista de Madrid.(Foto Gala FMM 2022)

La lamentable actuación machista al término de un gran éxito deportivo femenino ha ensombrecido lo que ha sido una preciosa hazaña, convirtiéndose en protagonista no la gesta deportiva sino la injustificable actitud posterior.

El campeonato mundial de fútbol femenino es uno más, y muy relevante, éxito del deporte protagonizado por mujeres. Se une a los éxitos conseguidos en otras disciplinas, y en particular en el caso del montañismo a las gestas conseguidas por grandes alpinistas, escaladoras y practicantes en todas las modalidades del montañismo. Actos que hemos podido celebrar la comunidad montañera con la alegría y a la vez el respeto que nos caracteriza. Por ello expresamos nuestro rechazo a este tipo de actuaciones, que no son aceptables ni justificables bajo ningún concepto, ni en el deporte en general ni en particular en el mundo de la montaña.

El montañismo lo practicamos un colectivo de personas amantes del medio natural, gente de toda condición, con diferentes aficiones, enfoques, especialidades, gustos, etc., pero con algo en común: el respeto mutuo y la solidaridad. Entrenamos, competimos y sobre todo disfrutamos por igual. Concebimos la montaña como algo inclusivo, respetuoso, lleno de grandes gestas, de pequeños fracasos y de incansables intentos donde tanto mujeres como hombres nos reconocemos, compartimos y sobre todo respetamos, y nos respetamos.

Reafirmamos algo que forma parte del sentir de todo aquel que se acerca, disfruta, compite o simplemente comparte montaña: somos iguales, nos merecemos el mismo respeto, con cualquier género, orientación sexual, ideas u origen étnico, y repudiamos clara y rotundamente cualquier acto machista o discriminatorio. Desde el o la más animosa senderista hasta las y los curtidos conquistadores de las grandes cumbres.

Y por ello debemos seguir avanzando en la igualdad. No somos perfectos y el día a día nos demuestra que queda trabajo por hacer, para lo cual desde la FMM contamos con la participación, las opiniones diversas y las aportaciones siempre positivas de nuestras federadas y federados.

Ni machismo, ni homofobia ni xenofobia o racismo en la montaña, en el deporte, en el trabajo y en la vida. Y estos valores de igualdad y tolerancia deben presidir siempre nuestros actos. Por convicción, no solo ante un desgraciado hecho concreto, sino siempre.

Junta Directiva de la FMM.